Friday, August 15, 2008

Percentilo mil


Chicas, lo siento mucho, pero debo decirlo: ninguna mujer puede saber exactamente de qué se trata el amor hasta no haber tenido a un residente de pediatría enfrente.

Podrán haber salido con deportistas de alta gama, artistas de creatividad deslumbrante o bailarines virtuosos, pero de ninguna manera sería sensato casarse sin antes en su vida haber visto a un joven pediatra en una acción.

Son todos lindos, inteligentes, sagaces, respetuosos, simpáticos, dedicados e ivolucrados hasta el cuello en cada uno de los aspectos sociales que comprenden el medio de un chico. Tienen una combinación extraña e irresistible de dulzura y onda. Los nenes los adoran, las madres les hacen caso en todo y los padres se ríen como locos de sus chistes como "señor, le indicaría que vaya comprando una escopeta para dentro de unos años porque su beba es muy linda" ó "tire al demonio el andador, y si le da lástima, queda muy lindo como portamacetas"

Es una lástima que estén todos encerrados todo el día en consultorios pintados de colores y tapizados de tablas de percentilos, pero de todas maneras siempre hay un primito o sobrino que puede resistirse a comer ó pescarse un buen Virus Sincicial Respiratorio.



6 comments:

Ire said...

eeh, me parece que voy a empezar a prestarle más atención a la salud de mis sobrinos terceros...

Betty Carol said...

me lo agradecera!

Loki said...

No cometa el error de generalizar.... algunos son poco confiables y hasta medio ratas (ahi lo tiene al Dr Borocoto por ejemplo)

Betty Carol said...

un JOVEN residente de pediatria

Loki said...

Alguna vez Borocoto fué un joven residente de pediatría también. Yo conozco a un viejo pelado, egoista, amargo y reaccionario que solia ser un sonriente Hippie lleno de sueños de amor y paz, los chicos crecen y algunos terminan convirtiendose en su peor pesadilla.

Vulgar said...

Para mi que todos tienen un lado B muy oscuro, como que se calientan viendo Los Ositos Cariñosos.