Friday, February 1, 2008


Compré, en un intento desesperado de tener onda (y de esuchar música también, no se crean) unos auriculares inmensos, divinos, super cómodos. Caminé unas cuantas cuadras escuchando The Clash sintiéndome interesante, enigmática y cool. Romina Cohn, pónganle. Pero de repente me vi reflejada en una vidriera y la realidad se hizo presente con toda su crudeza y contundencia y nunca en la vida fue más cierta la frase esa de las monas y las seda.
Vi a Warren*, chicos.



*El hermano de Cameron Diaz en Loco por Mary

6 comments:

Andy W said...

ay pero vos sos mucho más flaca!

Promqueen said...

nooo...jajajaj

Betty Carol said...

andy w: denserio????

prom: posta. No puedo ser tan mogolica

Culpa de la Calor said...

Yo también me compré hace poco unos super auricularotes. La sordera y las orejas calentitas no me las quita nadie.

Ignacio Camara said...

acabas de condicionarme, mi proxima compra iban a ser unos auriculares.... quiza los compre, pero negros

Betty Carol said...

O no te mires en las vidrieras!