Monday, April 6, 2009

Entrevista laboral

RRHH: Y ahora hablame de tus debilidades...
Yo: Soy muy perfeccionista. Pero pará. No digo "ay, mi debilidad es que hago todo perfecto". Soy perfeccionista y me frustro mucho cuando las cosas salen mal. Si mi trabajo no queda como como a mí me gusta me siento incapaz y me dan ganas de tirarme por un barranco.
Tampoco sé trabajar en equipo: me pone nerviosa esperar a la gente y termino haciendo todo sola. Además tengo más chances de que quede todo como yo quiero.
RRHH: ahhh...o sea que viene por el lado de la autoexigencia...
Yo: si, si. "Autoexigencia". Eso.

6 comments:

Vulgar said...

Pero el trabajo en equipo tambien es importante. Sobre todo cuando tenes que mandar y dirigir.

ciclotimica said...

Hace poco me tocó pasar por esa cruel pregunta. Es difícil, porque yo se muy bien mis defectos, pero...cómo decírselos a alguien que me puede dar un trabajo??? Entonces trato de inventarme defectitos tontos, y se dan cuenta y ....

melquíades said...

Esa es mi esposa!

Betty Carol said...

Vulgar: ay, pero qué bueno. Yo no pudo mandar a nadie, porque el tema de la salud es muy sensible y si te pasas de la raya te acusan de paternalista, modelo médico que ya paso de moda. Ahora se estila que el paciente tome las decisiones porque tiene autonomía, libertad de pensaminto y no se cuantas incoherencias de esa indole.
Pero si volvieron los jeans nevados, el autoritarismo medico volvera tambien.

ciclotimica: y queda como que su peor defecto es ser una negadora. Qué terrible.
AY, pero que gracioso seria contestar eso en un trabajo que ni te interese: "mi defecto? ay, mira, nunca me gustaron mis orejas ni que mi dedo gordo del pie sea mas corto que el siguiente...."

mel c: aww si.

Loki said...

O... mi peor defecto es que si pido aumento de sueldo y me lo niegan, prendo fuego a las instalaciones de la empresa con la gerencia adentro.
Mi mayor virtud es que si me dan el aumento no lo hago hasta que me aburro del trabajo, pero entonces dejo evacuar a todos antes.
Ya se que va a sonar un poco baboso, pero no se imagina cuánto me calientan los pies cuyo dedo (¿indice?) es más largo que el pulgar (y ni le cuento si tiene puesto un anillito y las uñas decoradas). Si ya se, estoy enfermo.

Betty Carol said...

MAL