Wednesday, June 17, 2009

Truman Show

Vengo de ensayar despues de una semana de sedentarismo absoluto y visitar abuelas que miden el cariño en platos de ravioles. Llegué al salón fumando y rezando para que mis rodillas (y Andrés, mi partenaire) sigan haciéndome el aguante aunque me ponga zapatillas de punta sin calentar ni elongar ni nada.
Desde elprincipio se percibía algo raro en el ambiente, la gente estaba muy amable y saludadora. Uno de los chicos (que es mitad del día chico y mitad mujer así que no sé bien qué es) dijo que con piernas como las mías él haría desmanes. Otro, que es bailarín posta y no un cachiva como yo, elogió mi espalda con calificativos como "bellísima, planita y marcada".
Mi profesora dijo "no está tan mal" como a la 4ta vez de repetir la variación.

Habiendo ponderado (y descartado, claro) intenciones de levante en los dos primeros casos y de sentimientos humanos en el tercero, el único motivo posible de todo este circo es que estoy por morirme de una enfermedad rara, incurable y fatal y todos lo saben menos yo.

8 comments:

amandastein said...

Es duro decírtlo, pero creo que es la única explicación posible...
Un beso :-)

melquíades said...

espondilitis anquilosante!

Lolo said...

Mientras sea rara, incurable y fatal, todo bien. No se muera de una enfermedad común porque eso me molestaría mucho y me vería obligado a retirarle el saludo.

Andy W said...

los soborné. feliz recibida!

Betty Carol said...

amandastein: no me molesta morirme! me jode que la haya diagnosticado alquien que no soy yo.

Mel c: OIGA, QUE LE PASA??? Tampoco bailo TAN mal.

Lolo: Hablando de saludo, cuando viene?

Andy: menos soborno y más (calidad de) tiempo.

Betty Carol said...

UPDATE de hace un rato: "En la levantada no pesas nada, sos muy livianita"

ya está chicos, confirmadisimo.

Hora Ferreyra said...
This comment has been removed by the author.
Hora Ferreyra said...

Ja, me gusta eso del "síndrome de Truman Show" para describir esa condición en la que parece que todo el mundo supiera algo que vos no. Jerry Seinfeld lo describe como la Dimensión desconocida, en el capítulo en que el protagonista se despierta y todo es diferente menos él. "¿Cuál es ese capítulo?" le pregunta Kramer; "¡Eran todos así!" responde exasperado.

Bienvenida a la dimensión desconocida, Truman.

Besos!