Monday, November 24, 2008

Pokémon

Que alguien me diga cuándo fue el momento en que dejé de ser una joven lozana y despreocupada para convertirme en una anciana que va al médico con una bolsita de nylon llena de sobres arrugados con exámenes complementarios.

10 comments:

mtz said...

1) Hipótesis I: El matrimonio con el monarca de la hipocondría puede estar haciéndole de caldo de cultivo a éstas situaciones.

2) Es Pokémon.

3) ¿Cómo puede ser que en estos últimos posts haya sido (y sea) el primero en comentar?
¿Es que el resto de los lectores (que tienen acceso a estas horas) no conocen los innumerables beneficios de los feed readers?

Betty Carol said...

AYYYYYYYYYYYYYYY ME DUEEEEEEEEEEEELEEEEEEEEEEEEEE
AGHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH

Voy a ir a que mi marido el monarca de la hipocondría me convide el tramadol ese que usa para cuando le duele una muela. Cómo no amarlo, por dios.

Ani said...

jua jua
coincidencia...marido hipocondríaco que se automedica (riesgo: el mío no es médico)

Y...las cosas cambian. Recién miraba la lluvia y me preguntaba algo similar ¿cuando dejé de ser la adolescente que ucuando llovia se tiraba en la cama a escribir poesías tristes y escuchar Tango Feroz para convertirme en esta resongona insufrible que cuelga la ropa pensando que todavía le queda lavar los platos y preparar licuado de banana para el niño?
Eso sí, cantando y de vez en cuando asomando la palabra en un blog como el suyo.

melquíades said...

El lunes 1-dic me sacan la otra muela del juicio. Si alguien va a necesitar antiinflamatorios esteroides o cualquier tipo de analgésico opiode, que lo compre ahora, porque pienso agotar el stock de todo Buenos Aires.

Diego said...

Meter cosas en bolsitas de plástico -principalmente plata, impuestos, recetas y exámenes médicos- es muy de viejo.

Loki said...

Y dónde sugiere que me los meta entonces?

Betty Carol said...

AY, ahora estoy tomando un agonista B2 que me da taquicardia, temblor fino y nerviosismo. Es como tener 15 años y estar enamorada todo el tiempo de todo el mundo.
Cósmico.

Betty Carol said...

Y que alguien me explique también en qué momento dejé de tener miedo de que los chicos en patineta de plaza Houssay me roben para acercarme a ver si efectivamente esos abdómenes son lo que parecen a varios metros de distancia.

melquíades said...

No, pasa que definitivamente los chicos de ahora no son los mismos que los de antes. Eso o como la plaza es más linda ellos también son más lindos.

Betty Carol said...

Macri se encerró a los feos que tocaban la guitarra y puso a esos ejemplares campeones de patineta, dice Ud.?